;

La importancia socializar cuando nos hacemos mayores

A medida que cumplimos años, nuestra vida va cambiando y no sólo en el aspecto físico, sino también en el cognitivo y en el social. Y aunque muchos aprovechamos la jubilación para disfrutar de nuestro tiempo libre con las personas que más queremos, hay quienes reducen significativamente su círculo de amigos y su interacción social.

Para evitar el aislamiento y mejorar el bienestar físico y emocional en la edad madura cobra especial importancia la socialización y establecer relaciones interpersonales. Compartir intereses, recuerdos, gustos, etc. con otros resulta muy gratificante y más cuando vamos cumpliendo años.

La familia cobra especial importancia, ya que se convierte en un gran apoyo emocional, junto con los amigos. Y es que, la socialización en la tercera edad tiene efectos muy positivos, ya que se manejan de una forma más positiva los cambios que se presentan con el envejecimiento y esto repercute en una mejor calidad de vida.

Estar en un ambiente que favorezca nuestra autoestima, en el que podamos sentirnos independientes y además se fomenten las relaciones sociales es lo idóneo para conseguir una vida plena, tanto en lo físico como en lo emocional. Por otra parte, la socialización en la tercera edad puede llegar a tener efectos positivos en patologías como dolores en las articulaciones, hipertensión arterial, diabetes, ansiedad, etc.

En definitiva, ”tener un amigo es tener un tesoro” o como dice la famosa canción de Roberto Carlos…

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario