Dieta mediterránea contra el Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que no sólo ocasiona una progresiva e irreversible pérdida de las funciones cognitivas, sino que también es un factor de riesgo de malnutrición para las personas que lo padecen.  Entre los múltiples factores que pueden provocar malnutrición en estos pacientes, cabe destacar: la hiperactividad, la confusión de horarios, la distracción, la dificultad para masticar y tragar, la alteración
de gusto y olfato, etc. Cada vez se hace más hincapié en que la dieta equilibrada es un factor que contribuye a que el anciano padezca menos enfermedades.
No debememos olvidar que nuestro estilo de vida también influye directamente en la salud del cerebro. Recientes estudios afirman que llevar una buena alimentación es la clave para mantenerlo en forma. Por eso, los expertos recomiendan consumir alimentos como el aguacate, chocolate negro, semillas de lino, judías, nueces, verduras o quinoa entre otros, todos ellos esenciales para el organismo y, especialmente, para las conexiones neuronales.

Es mucho lo que ya se ha escrito acerca de las bondades de la dieta mediterránea sobre la salud de todos, sin importar edad; hace ya tiempo se dio a conocer un estudio desarrollado por investigadores del Instituto Taub de la Universidad de Columbia en Nueva York (EEUU) según el cual esta alimentación fundamentada en el consumo de pescado, vegetales, legumbres, frutas, cereales y ácidos grasos insaturados, además de bajas cantidades de productos lácteos, carne y grasas saturadas, así como un consumo moderado de vino, puede evitar el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer cuando se padece deterioro cognitivo leve en los primeros estadios, según publica la revista médica Archives of Neurology, lo que posibilitaría retrasar la aparición de síntomas más graves.

Este no fue el primer estudio realizado sobre la relación entre la dieta mediterránea y los trastornos cognitivos. De hecho, estudios anteriores ya han mostrado un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer entre aquellas personas que comen una dieta mediterránea, ya que ésta mejora los niveles de colesterol, los niveles de azúcar en sangre y la salud general de los vasos sanguíneos, además de reducir la inflamación; factores todos ellos que se han asociado con el deterioro cognitivo leve.

Actualizado: 06/10/2017

 Foto: Google Imágenes
Vídeo: Onda Cero

Comentarios

Deja un comentario