;

Aprender es entrenar el cerebro

El saber no ocupa lugar, siempre se pueden aprender más cosas y aunque nos veamos incapaces, con un poco de esfuerzo todo es posible. Lo bueno de cumplir años es que tenemos más tiempo y más interés por lo que es un buen momento para descubrir de lo que somos capaces.

Es cierto que con la edad, a veces nos cuesta un poco más aprender o memorizar algunas cosas, pero no hay que desanimarse, cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje. Además, aprender no es solo estudiar, se pueden aprender muchas cosas: a cocinar, a bailar, a coser, a cantar, a saber utilizar el ordenador o el móvil… lo importante es proponérselo y dar el primer paso.

De la misma manera que cuidamos nuestro corazón, debemos cuidar nuestra cabeza y aprender cosas nuevas es una manera de ejercitarla, de no dejarla que se estanque o se pare. El cerebro es como un músculo, cuanto más se ejercita, mejores resultados obtenernos de él y mejor calidad de vida nos proporciona.

Aprender es una forma de entrenar el cerebro y un cerebro bien ejercitado es una garantía de vida, así que adelante, ¡nunca se es lo suficientemente viejo como para dejar de aprender!

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario