;

Los años pasan y el amor permanece

Elia y Toni son los protagonistas de unas originales fotos que nos llevan al pasado. Ellos son madre e hijo. Ella tiene 91 años y padece Alzheimer y él es fotógrafo de profesión y ha querido unir el presente y el pasado de su progenitora con una fabulosa sensibilidad.

Para ello, Toni Luciani ha recopilado fotografías antiguas de su madre, aquellas con un gran significado para ella y que le pudieran hacer recordar momentos mágicos de su infancia y juventud aunque fuera por un instante e intentar después que pudieran recrearse en la actualidad. Elia, encantada y a veces sin enterarse mucho de lo que ocurría, ha posado para él tal y como le iba indicando su hijo.

El resultado es la mezcla perfecta entre unas imágenes y otras, entre pasado y presente, entre el olvido y el recuerdo. La Elia de antes y la de ahora se fusionan en una serie de fotografías que explican a la perfección el drama de una enfermedad como es el Alzheimer y el amor incondicional de un hijo hacia su madre.

Hay miles de cosas que Elia no podrá volver a hacer, pero gracias a las técnicas empleadas por Toni es como si lo hubiera revivido todo. Es curioso observar como ella no recuerda nada de lo que hizo ayer o incluso de lo que ha hecho hace unos minutos, sin embargo, aún le conmueve ver que en su juventud jugaba con otras niñas o montaba a caballo.

Una experiencia, sin duda, cargada de emoción y una gran demostración de que aunque los años pasen y las enfermedades lleguen, el amor permanece invariable.

fotos-Alzheimer_peq

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario