Nuestro jardín de la alegría

En muchas ocasiones los métodos naturales y caseros dan mejores resultados que los avances tecnológicos o científicos. Como ya se adelantó en otro artículo, los trucos caseros nos salvan a menudo de “apuros hogareños”. En esta ocasión, los protagonistas serán el jardín y la vegetación que adorna y convive con nosotros en casa.

Las malas hierbas… En todo jardín que se precie crecen malas hierbas, para enojo y fastidio de su dueño y cuidador. Para acabar con ellas utilice agua de haber cocido patatas para regarlas. Es muy eficaz y rápido pues al día siguiente habrá acabado con esta indeseada vegetación. Para las malas hierbas que crecen entre las losetas del porche o del jardín, después de cortarla riegue abundantemente con sal donde estaban las raíces y no volverán a crecer.

Contra los insectos devoradores… A pesar de lo bonito que pueden resultar los lunares en cualquier prenda, tela, zapatos, cuadro,… en nuestras plantas son seña e identidad de insectos devoradores que pueden acabar matándolas. Contra los gusanos basta con enterrar alrededor del tronco del arbusto seis cerillas o fósforos con la cabeza de azufre bocabajo. Si son las hormigas las que han invadido el jardín, plante un diente de ajo cerca de las raíces y éstas huirán pues actúa como un insecticida. También contra los insectos, se aconseja envolver la base de los troncos con cinta de celofán adhesiva por los dos lados, esto evitará que puedan subirse.

Para conservar el mayor tiempo posible los ramos de los floreros: cada vez que cambie el agua corte un poco el tallo en diagonal y elimine las hojas mustias. Cuando te regalan un ramo de flores frescas siempre se pretende su máxima perdurabilidad, en estos casos, lo más eficaz es, además de cortar el tallo, lavar el florero diariamente, llenar de agua ¾ del mismo y agregarle bastante hielo.

También resulta muy efectivo, atar a cada uno de los tallos medio gajo de naranja. El ácido cítrico que posee esta fruta es uno de los antioxidantes más potentes y hace que las flores no se marchiten tan fácilmente.

En fechas próximas, podrá conocer trucos para sorprender a los invitados preparándoles fácilmente bebidas dignas de la película Cocktail.

Comentarios

Deja un comentario