La compra por Internet: un lujo al alcance de todos

Hace años había pocos supermercados que ofrecían la posibilidad de compra telefónica. Con un catálogo de productos en casa seleccionábamos los que nos interesaban y una operadora tomaba el pedido que luego nos traía un repartidor. Internet ha provocado que las grandes cadenas de supermercados ofrezcan sus catálogos online y nos permiten hacer la compra directamente, seleccionando el día y la hora de entrega. Todo un lujo al alcance de todos. Aprovechémoslo para ahorrar, sino dinero, tiempo esta Navidad evitando las aglomeraciones en todas las tiendas.

Para los amantes del mercado tradicional este sistema supone sin duda una manera fría de comprar. A las personas que toda su vida han comprado en el ‘mercado de casa’ no se les pasa por la cabeza eso de no poder elegir el corte de la carne o el pescado más fresco. Y quizás ciertos productos tengamos que verlos ‘en directo’ antes de echarlos al carro de la compra. Sin embargo, si nos damos cuenta, la mayoría de productos que compramos son siempre los mismos y lo único que nos hace falta es saber la cantidad que debemos comprar.

Se acabó lo de terminar cargando con los litros de leche, de zumo, las coca-colas, aquarius, gazpachos varios y otros productos de peso. Ahora podemos encargarlos por Internet con toda garantía. Incluso podemos tener listas de la compra ‘pre-establecidas’ y simplemente ordenar el pedido.

Los supermercados, conscientes del avance, lanzan además ofertas exclusivas para los productos comprados por Internet, lo que hace aún más atractiva la idea de la compra online. Hasta ahora, por estadística, son los usuarios de entre 30 y 40 años los que más utilizan este servicio. Desde estas líneas animamos a los mayores de 50 a hacer lo propio. ¿Por qué cargar con un montón de kilos innecesariamente? ¿Por qué perder tiempo en interminables colas? Por un suplemento de transporte podemos ahorrar todo ese tiempo y esfuerzo.

Además, Internet es un catálogo en sí de distintos supermercados y tiendas de muy variados productos. Es difícil que no encontremos lo que buscamos. Un vino, una salsa especial, una especia… Todo está en la red. Sólo tenemos que vencer el miedo que nos produce a veces el dejar el número de cuenta, tarjeta, etc. Afortunadamente muchos de estos supermercados operan a través de sus propias tarjetas de cliente, lo que hace más sencilla y segura la compra.

Para los más escépticos decir que además los sistemas de ayuda online suelen ser bastante buenos y funcionan muy bien. Si tenemos cualquier duda mientras realizamos la compra podemos ‘chatear’ con una operadora que nos sacará de dudas u orientará mientras compramos. ¿Qué tenemos hoy para comer?



Principales supermercados online:

 

Comentarios

Deja un comentario