;

La adoración de los Reyes Magos

Esta noche es una de las más especiales de la Navidad. Los Reyes Mayos se dirigen al Portal de Belén para ofrecerle al Niño Jesús oro, incienso y mirra. Una estrella les guía mientras sus camellos cargan a Melchor, Gaspar y Baltasar hasta el Hijo de Dios.

El recuerdo de esta majestuosa visita a Jesús, María y José está presente en nuestros corazones y la magia de este día no distingue de niños o ancianos. Todos estamos preparados para recibir en nuestra casa a los Reyes de Oriente.

Tres vasos de leche bien calentita y unas galletas son suficientes para que Los Reyes Mayos puedan reponerse y seguir el camino por todas las casas del mundo repartiendo ilusión, esperanza y amor.

La mañana del 6 de enero seguro que estará llena de regalos, unos materiales y otros, como la compañía y el cariño de los nuestros, mucho mejores y más enriquecedores.

Os deseamos una feliz Noche de Reyes y un día maravilloso en compañía de quienes más queréis. Que Melchor, Gaspar y Baltasar sean generosos con vosotros y que no nos olvidemos de la visita de Sus Majestades de Oriente al Niño Jesús, el verdadero protagonistas de estas fiestas.

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario