El Papa, una vez más, defiende la vida

Francisco ha mantenido, hace a penas dos semanas, un encuentro con la Pontificia Academia para la vida, reunida en Roma con motivo de su Asamblea plenaria.

En ella ha lamentado que no se proteja y respete el valor de la vida humana y que del mismo modo que hay instituciones que trabajan al servicio de la vida, también las hay con otros intereses.

En palabras del Santo Padre: ”hay otras muchas instituciones preocupadas más por los intereses económicos que por el bien común. Hablar de virtud significa afirmar que la elección del bien implica y compromete a toda la persona; no es una cuestión ”cosmética”

El Papa aprovechó este encuentro, además, para dirigirse al ámbito científico, del que asegura, falta en ocasiones algo más de humanidad, del mismo modo que fue duro con la cultura contemporánea, de la que dice no respeta y protege la vida ”tenemos que estar atentos a las nuevas colonizaciones ideológicas que penetran en el pensamiento humano y también cristiano, bajo forma de virtud, de modernidad, de nuevas actitudes… Pero son colonizaciones, es decir, quitan la libertad ideológica. Tienen miedo de la realidad como Dios la ha creado”.

Su Santidad explicó que cuando el hombre se aleja de la verdad, comienza a confundir el bien con el mal y esto nos puede llevar por senderos peligrosos, por eso, también es importante que en las universidades y centros médicos se enseñen y apliquen los principios de defensa y promoción de la vida humana, ya que no hay nada más valioso que esta.

No es la primera vez que Francisco se manifiesta efusivamente a favor de la vida: ”El aborto nunca es una solución. Debemos escuchar, acompañar y comprender desde nuestro lugar a fin de salvar las dos vidas: respetar al ser humano más pequeño e indefenso, adoptar medidas que pueden preservar su vida, permitir su nacimiento y luego ser creativos en la búsqueda de caminos que lo lleven a su pleno desarrollo” y no es de extrañar que el Santo Padre alce su voz ante tal atrocidad. Solamente en España se practican cerca de 100 mil abortos al año o lo que es lo mismo, no se permite vivir a cien mil criaturas inocentes. Ojalá, este mundo moderno en el que vivimos se parara a pensar por un instante y se diera cuenta de que el bien más preciado del ser humano es la vida y nadie tiene derecho a decidir sobre la vida de los demás, sólo Dios.

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario