;

Decoración vintage: ¡cómo nos gusta lo de antes!

Restaurantes, centros de belleza, hoteles, hogares de recién casados y hasta bicicletas ¡lo vintage está de moda! la mezcla de pasado y futuro causa furor en el mundo de la decoración y en nuestras casas seguro que hay más de 10 objetos por los que algunas tiendas de decoración matarían ¿o no?

1. Una cocina de las de antes pero con las comodidades de ahora:

La decoración antigua es preciosa y los materiales que se utilizaban eran infinitamente mejores que la mayoría de los que encontramos ahora en las tiendas a precios de escándalo, sin embargo no tenemos porqué renunciar a las comodidades nuestras abuelas no llegaron a conocer como estupendas neveras, lavavajillas, microondas, hornos, secadoras… todo lo que nos hace la vida más fácil pero con un toque de decoración antigua, con un estilo que encaja perfectamente con los muebles vintage que más nos gustan, porque saber combinar presente con pasado no es tan sencillo como parece.

La decoración antigua es preciosa y los materiales que se utilizaban eran infinitamente mejores que la mayoría de los que encontramos ahora en las tiendas a precios de escándalo, sin embargo no tenemos porqué renunciar a las comodidades nuestras abuelas no llegaron a conocer como estupendas neveras, lavavajillas, microondas, hornos, secadoras… todo lo que nos hace la vida más fácil pero con un toque de decoración antigua, con un estilo que encaja perfectamente con los muebles vintage que más nos gustan, porque saber combinar presente con pasado no es tan sencillo como parece.

2. El dormitorio con una cama de las que hacen historia:

En el dormitorio pasamos gran parte del día (o al menos de la noche) por eso, es muy importante que sea un lugar especialmente cómodo y en el que invirtamos tiempo y dinero para que nuestro descanso sea el adecuado. Buscando entre las cosas vintage, nos encanta ver cómo ya desde tiempos pasados lo ideal era tener una buena cama donde dormir y que la decoración acompañara al entorno. Los tonos cálidos y suaves son los perfectos para conseguir el grado más alto de relax

En el dormitorio pasamos gran parte del día (o al menos de la noche) por eso, es muy importante que sea un lugar especialmente cómodo y en el que invirtamos tiempo y dinero para que nuestro descanso sea el adecuado. Buscando entre las cosas vintage, nos encanta ver cómo ya desde tiempos pasados lo ideal era tener una buena cama donde dormir y que la decoración acompañara al entorno. Los tonos cálidos y suaves son los perfectos para conseguir el grado más alto de relax

3. En el salón no puede faltar un chester, y si es burdeos mejor:

El mítico sofá de cuero en sus distintas versiones y colores. En algunas casas eran butacas, en otras directamente un chester al más puro estilo londinense. Ahora podemos verlos en cafeterías, hoteles, dormitorios… en todos los colores y tamaños y es que un clásico british nunca pasa de moda

El mítico sofá de cuero en sus distintas versiones y colores. En algunas casas eran butacas, en otras directamente un chester al más puro estilo londinense. Ahora podemos verlos en cafeterías, hoteles, dormitorios… en todos los colores y tamaños y es que un clásico british nunca pasa de moda

4. El cuarto de baño, un lugar donde encontrar la paz y la relajación:

Nada más placentero que darse un baño relajado al llegar a casa por la noche después de un estresante día sin parar. Las labores de la casa, visitar a un familiar enfermo, ir a buscar a nuestros nietos al colegio, y encima tener la cena a punto y la ropa planchada para cuando llegue a casa nuestra pareja. Definitivamente, nos merecemos un baño con espuma y no se nos ocurre mejor idea que en una bañera como las que tenían en el siglo pasado, esas que había en casa de nuestras madres y que poco a poco se fueron adaptando en simples duchas que nos arrastran a la intensidad con la que vivimos nuestros días. Por eso nos gustan tanto las de antes, para poner un punto y seguido a nuestra jornada y coger fuerzas a la vez que nos relajamos.

Nada más placentero que darse un baño relajado al llegar a casa por la noche después de un estresante día sin parar. Las labores de la casa, visitar a un familiar enfermo, ir a buscar a nuestros nietos al colegio, y encima tener la cena a punto y la ropa planchada para cuando llegue a casa nuestra pareja. Definitivamente, nos merecemos un baño con espuma y no se nos ocurre mejor idea que en una bañera como las que tenían en el siglo pasado, esas que había en casa de nuestras madres y que poco a poco se fueron adaptando en simples duchas que nos arrastran a la intensidad con la que vivimos nuestros días. Por eso nos gustan tanto las de antes, para poner un punto y seguido a nuestra jornada y coger fuerzas a la vez que nos relajamos.

Otros accesorios para completar una casa ideal:

a) Espejo con rayos de sol:

Se trata de un espejo francés de los años 60 con un cristal convexo realizado en resina y dorado y acabado con preciosa pátina. Durante muchos años ha sido el típico espejo que estaba en casa de las abuelas, pero de pronto se puso de moda y la fiebre por querer conseguir una de estas piezas lo ha revalorizado. Podemos verlo en películas antiguas o en series de ahora que recrean tiempos pasados como la mítica Cuéntame.

Se trata de un espejo francés de los años 60 con un cristal convexo realizado en resina y dorado y acabado con preciosa pátina. Durante muchos años ha sido el típico espejo que estaba en casa de las abuelas, pero de pronto se puso de moda y la fiebre por querer conseguir una de estas piezas lo ha revalorizado. Podemos verlo en películas antiguas o en series de ahora que recrean tiempos pasados como la mítica Cuéntame.

b) Papel en las paredes:

El gotelé dio paso al alisado de las paredes y tras el uso del blanco impoluto y el paso a los colores en las habitaciones, parece que hemos vuelto a empapelar las paredes de la casa tal y como se hacía antaño. Papeles con todo tipo de colores y dibujos son bien recibidos si lo que queremos es un salón retro en el que los muebles se entremezclen firmando una escena de nuestra infancia. Ojo con los televisores antiguos, tocadiscos, etc. Como artículos de decoración porque vuelven a estar muy cotizados.

El gotelé dio paso al alisado de las paredes y tras el uso del blanco impoluto y el paso a los colores en las habitaciones, parece que hemos vuelto a empapelar las paredes de la casa tal y como se hacía antaño. Papeles con todo tipo de colores y dibujos son bien recibidos si lo que queremos es un salón retro en el que los muebles se entremezclen firmando una escena de nuestra infancia. Ojo con los televisores antiguos, tocadiscos, etc. Como artículos de decoración porque vuelven a estar muy cotizados.

c) Lámparas de colores:

Todo lo de antes vuelve y con más fuerza que nunca. Atrás hemos dejado los tonos sobrios y poco llamativos y los colores vivos emergen con fuerza en la decoración de las casas, así que es hora de abrir las cajas del trastero porque no creo que exista un solo hogar que no haya tenido una lámpara como estas.

Todo lo de antes vuelve y con más fuerza que nunca. Atrás hemos dejado los tonos sobrios y poco llamativos y los colores vivos emergen con fuerza en la decoración de las casas, así que es hora de abrir las cajas del trastero porque no creo que exista un solo hogar que no haya tenido una lámpara como estas.

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario