Redes sociales de viajes

Del mismo modo que las agencias tradicionales de viajes han encontrado la competencia de las compañías que operan por Internet, las guías convencionales comparten hoy su espacio con las guías cooperativas on-line. A semejanza del sistema wikpedia, en el que contribuyentes desinteresados escriben artículos, se ha creado Wikitravel, un espacio para que los viajeros ofrezcan información actualizada de precios, direcciones y lugares a visitar en destinos de todo el mundo.

Aun de modo muy incipiente e incompleto, wikitravel crece día a día y también sus funcionalidades. Los datos de wikitravel, que como los de su inspiradora goza de versiones en muchas lenguas, no sólo pueden leerse en el ordenador, sino que pueden descargarse a un teléfono móvil, a una PDA y, por supuesto, cualquiera puede editar y transformar para aportar novedades o hacer correcciones. De momento, sólo la versión inglesa de wikitravel tiene un desarrollo notable – alrededor de 16.000 artículos- aunque el progresivo interés del sector turístico en figurar en la enciclopedia pueda ser en tiempos venideros uno de los detonantes de su gran expansión. La integración con otras herramientas wiki dedicadas al género, como world66.com es otro de los pasos que se estudian para consolidar su utilidad.

Pero no se trata del único ejemplo de redes sociales que facilita la red. Algunas se basan en principios curiosos, como la de una red de alojamiento gratuito que permite a los afiliados dormir en casas ajenas cuando visita otra ciudad a cambio de recibir a viajeros en la propia. 290.000 personas ya practican el Couchsurfing que, además de como método económico de recorrer mundo, se postula como un modo de hacer amistades e intercambiar experiencias más allá del turismo convencional.

Y un poco más lejos pretende ir Airintroductions, que arregla citas entre personas interesadas en tener compañía o relaciones durante sus vacaciones o en los lugares a los que viaja. Son sólo algunos apéndices de un cambio que, como en tantos otros campos, nos permite decir que después de Internet los viajes ya nunca serán iguales.

Comentarios

Deja un comentario