;

Los peatones mayores de 65 años son los que tienen mayor riesgo de atropello

El número de accidentes de tráfico en términos municipales se ha reducido en los dos últimos años, pero los atropellos a mayores van en aumento. Algo que debe alarmarnos y que requiere que tanto peatones como conductores tomemos más precauciones que hasta ahora.

Y es que, en casi cuatro de cada cinco atropellos (79% de los casos), el conductor se considera principal o parcialmente responsable del siniestro y en uno de cada tres (29%), el peatón asume la responsabilidad del mismo.

En la mayoría de los casos, el impacto se produce a velocidades muy bajas, por lo que no hay apenas daños en los vehículos, sin embargo, las consecuencias para los peatones mayores suelen resultar fatales, ya sea de modo inmediato o un tiempo después del siniestro.

Los accidentes más frecuentes son, fundamentalmente, en los pasos de cebra, también cuando los vehículos giran hacia la izquierda o dan marcha atrás inesperadamente para los viandantes y cuando los peatones cruzan la calzada por lugares que no deben. Lo normal es que se trate de un despiste de una de las dos partes o una imprudencia.

En lo que se refiere a las lesiones, las zonas del cuerpo más afectadas son la cadera y las piernas, también el tronco y por último, los impactos en la cabeza, que son responsables de la mayor parte de fallecimientos.

Por este motivo, es necesario que tanto peatones como conductores estemos concienciados de que al volante, toda precaución es poca, que los mayores somos más vulnerables en las vías y que debemos estar muy atentos a la hora de cruzar, ya que un despiste de un conductor o el nuestro propio puede tener consecuencias fatales.

Foto: Google Imágenes

Comentarios

Deja un comentario