Ventajas de los trabajadores mayores

A la hora de tener que reducir personal la mayoría de las empresas optan por desprenderse en primer lugar de sus trabajadores más veteranos. Así, los profesionales de entre 45 y 65 años son los primeros en ser despedidos a pesar de ser quienes mayor rendimiento ofrecen. Esto se debe a que también son los empleados más caros, dada su antigüedad y los complementos asociados a la misma. La cuestión es que las empresas no sacan provecho de estos trabajadores experimentados, teniendo en cuenta únicamente el coste puramente económico de su plantilla en lugar de valores como el de la experiencia.

En España ya hay quien se va poniendo las pilas para que los mayores de 50 encuentren empleo, como es el caso de la Asociación Encuentra Empleo Mayores De 50. Pero para quienes necesiten más argumentos, desde Estados Unidos diferentes expertos ya lanzan algunas razones por las que contratar a personas mayores supone ciertas ventajas.

Entre estas voces ‘autorizadas’ se encuentra la de Philip Lenowitz, director de recursos humanos en la National Institutes of Health (INH) de Estados Unidos, quien considera que a pesar de que un trabajador de mayor edad puede tener menor destreza en el manejo de las tecnologías en comparación con un ‘nativo digital’, a cambio tienen el valor añadido del talento de la experiencia, que ni se puede enseñar ni remplazar.
Para Debi Ritter, directora de recursos humanos en UHY LLP, hay dos razones de peso para que las empresas contraten a trabajadores mayores: estos están más concentrados e implicados en su trabajo, ya que no están buscando una “siguiente oportunidad”, al contrario que los profesionales que acaban de iniciar su carrera profesional. Además, cuentan con unas importantes dotes de liderazgo al contar con unas habilidades comunicativas superiores a las de sus compañeros más jóvenes, especialmente en la comunicación cara a cara.
Otra cuestión interesante para motivar la contratación de profesionales mayores es que cuentan con una amplia red de contactos, construida a lo largo de su carrera profesional, que les ha permitido conocer y trabajar con gente de distintos ámbitos. También hay dos puntos muy a tener en cuenta, que se podrían considerar más de tipo moral, y es que se ha comprobado que los trabajadores más añosos tienen una mayor lealtad para con la empresa (lo que resulta más rentable por ejemplo a la hora de invertir en formación para los empleados) y un mayor sentido ético que sus compañeros jóvenes.

A pesar de las ’ventajas’ que supone contratar trabajadores mayores, 16.200 personas de más de 50 años están buscando su primer empleo. En cualquier caso, si a los empresarios les cuesta ver las ventajas de contar con empleados mayores, la propia realidad les hará entrar en razón, por algo tan evidente como es el envejecimiento de la población, hará que ya en el año 2020 aproximadamente el 25% de la fuerza de trabajo sean mayores de 55 años según los datos de la Oficina de Empleo estadounidense.

Comentarios

Deja un comentario